lunes, 24 de septiembre de 2012

Recién cumplidos mis trece añitos y sigo con la misma pereza. Después de tener la nueva versión de AGE (muy buen trabajo de Al-K) me he quedado mirando la pantalla intentado recordar por donde me había acabado. ¡Ah, sí! Fue hace un mes programando una nevera. Pues nada, a ello. Y de repente me acuerdo de que tengo deberes y lo único que me da tiempo de hacer es la descripción de una botella. ¡No señor! Han empezado las clases. De Lunes a Viernes estaré ocupado. Pero de Sábado a Domingo no. Por eso, aprovecharé para empezar a programar porquito a poco lo que será mi primera aventura (de duración corta). Deseadme suerte y ojalá no me venza la pereza para poder decir por fin que he sacado del horno a Tarta de Manzana.

Saludos,

Kakuro

4 comentarios:

  1. ¡Pues mucha suerte y ánimo con esa tarta!

    ResponderEliminar
  2. Lo malo de programar una nevera es que cuando vayas a ver la tuya para inspirarte, puedes quedar atrapado por la tentación que suele habitarla... ¡el chocolate!. Que eso no te impida seguir programándola. ;-)

    ResponderEliminar
  3. ¡Ja, ja! Muchas gracias a los dos. Intentaré hacerlo lo mejor que pueda.

    ResponderEliminar
  4. Suerte, dale duro y ya sabes que para cualquier duda, por aquí ando :)

    ResponderEliminar